Autodestrucción. Amor y Romance- Ordena Ahora. Canastas, Anchetas, Arreglo de flores, la red latina mas grande.
English |Apps
| Home |
Mi Cuenta
| Serv. al Cliente | Contactenos | Evaluanos | Referidos
 Notas


Today is Sunday, December 09 2018 The time is 15:42 (-0500 GMT)
Credito Imagen: Foto: Google Feb 22, 2011
Autodestrucción.

Despojarse voluntariamente de la vida, es un acto que revela un drama humano muy profundo, un desamparo total. Es lamentable y triste que alguien tenga que irse así del mundo, por miedo a quedarse y que le suceda algo peor que la misma muerte, o porque un desajuste o enfermedad mental le indican este camino.

La autoeliminación es un comportamiento que ha sido extensamente estudiado, es indudable el interés que despierta en la ciencia médica, saber la razón que lleva a alguien a ir en contravía de el instinto natural universal de la supervivencia.

Millones de personas en el mundo han tomado la fatal decisión, entre ellos reconocidas figuras del arte, la política, el comercio, el deporte, la ciencia, etc. Jóvenes y viejos, ricos y pobres, han caído por su propia mano.

Cuando las personas sienten que después de luchar, de buscar, de sentir dolor, no hay lugar a donde ir, o nadie a quien acudir, se van aislando y el deseo profundo de terminar con ese sufrimiento y descansar, se hace presente. Personas que han sobrevivido al intento de suicido confiesan que se encontraban desesperados y en un callejón sin salida, pero que al tomar la decisión fatal, se sintieron repentinamente mejor y aliviados.

La persona piensa que al dejar de vivir, el dolor pasará para siempre, eso puede ser así, pero él no lo sabrá porque estará muerto, incapaz de sentir alivio ni ninguna otra sensación, estará sin la vida, algo similar a quitarse un brazo porque le duele. En ese caso el análisis lógico es "sino tengo brazo, no me dolerá".

El ser humano debe aprender a perder, porque ese es su destino, ir consumiendo su existencia como una veladora para finalmente desaparecer, es normal quemar etapas para irse realizando como ser humano, la niñez se pierde pero da paso a la juventud, que también se pierde después para dar paso a la madurez y experiencia.

La muerte cumple también una función fundamental en la naturaleza, que es la renovación mediante el proceso de intercambio orgánico, si no hubiera muerte, sencillamente no habría vida. Cuando Don Quijote se arriesga por culpa de sus peligrosas aventuras, su fiel escudero Sancho Panza le dice: " por que tanto afán de buscar la muerte, si los hombres somos como las frutas, cuando estemos maduros caeremos solos".

La mayoría de las religiones consideran el suicidio un pecado grave, por atribuirse una potestad de Dios, hay culturas sin embargo que lo aceptan como un acto honorable por medio del cual se soluciona una situación extrema o humillante, como sucede con el Seppuku (Harakiri), que se realiza para lavar una deshonra.

Es una decisión tan personal que la sociedad guarda una reserva especial en estos casos, no se censura ni se alaba en los medios a quien toma esta determinación, la ley no lo puede prohibir, porque es un contrasentido castigar, a quien ya se castigó a si mismo con la pena capital.
Generalmente el ser se quita la propia vida por una situación insoportable, o una realidad aterradora, pero un trastorno bipolar, una depresión aguda, un ataque de pánico o una ansiedad fuerte, también son factores que llevan a ello, así mismo no soportar la perdida o disminución de los atributos artísticos, físicos, mentales, económicos, sociales, no admitir la decadencia de la juventud y la belleza, la quiebra económica o la perdida del poder y el prestigio, conducen a ideas autodestructivas.

Independientemente de las razones, es una acto egoísta, por que no se tienen en cuenta los sentimientos de los demás, uno no es un ser solitario habitando en el vacío, tenemos a nuestro alrededor, otras personas y somos parte de sus emociones y sus recuerdos.

Alegrarse por la felicidad de los seres felices y sentir compasión por los desdichados, es una forma de integrarse al todo y eliminar el egoísmo, ayudar a los demás enriquece la vida de las personas, las vuelve valiosas y les evita el deseo de poner fin a sus días.

Otra de las consideraciones que tiene la sociología para explicar el aumento de esta lamentable práctica en la actualidad, se debe a que la gente prefiere una muerte súbita, sin dolor, preferiblemente durmiendo, mientras que anteriormente debido a la mayor religiosidad existente, las personas preferían una lenta agonía que les diera tiempo de arrepentirse y arreglar las deudas.

En las oraciones de la edad media se pedía: "Líbranos Señor de una muerte repentina".


Si desea comentar este articulo por favor escribanos a: editorial@escribamos.net

 
A donde quieres ir?

Home
 
               
Derechos reservados © American Business USA Corp - 1vende.com - Florista.net
| Legal | HÔME | MI CUENTA | PREGUNTAS? | CONTACTENOS