El futuro Amor y Romance- Ordena Ahora. Canastas, Anchetas, Arreglo de flores, la red latina mas grande.
English |Apps
| Home |
Mi Cuenta
| Serv. al Cliente | Contactenos | Evaluanos | Referidos
 Notas


Today is Sunday, December 09 2018 The time is 16:12 (-0500 GMT)
Credito Imagen: Foto Google Feb 06, 2011
El futuro

Existe un antigo proverbio que dice: "De cada diez veces nos equivocamos nueve", esto se puede aplicar perfectamente a las predicciones que se suelen hacer sobre el futuro, el método mas común utilizado para descubrir que sucederá después, se basa en analizar los sucesos y de acuerdo a la ley de causa-efecto se llega a una conclusión lógica. Esto lo podemos apreciar por ejemplo en las llantas de un vehículo, cuya continua fricción contra el pavimento nos permite adivinar su futuro en un basurero, después de acabar desgastadas totalmente.

Hasta aquí es relativamente fácil seguirle la pista desde el pasado a la llanta, pero la cosa no termina ahí, la llanta continua un camino hacia su futuro que se bifurca siempre, haciendo imposible determinar que sucederá después con ella; se convertira en una matera? en una silla? en polvo?.

El futuro del pasado es el presente y la mayoría que trataron de adivinarlo no acertaron, en lo esencial se equivocaron. Después de la revolución industrial a comienzos del siglo pasado, la fe en un futuro promisorio para el ser humano se hizo presente en los corazones de todas las personas, se pensaba con optimismo que las maquinas harían el trabajo de los hombres y estos descansarían esperando plácidamente las ganancias que estas maquinas producirían. Esto en buena parte fue así, la maquinaria utilizada para la fabricación en serie de artículos y productos diversos, produjo efectivamente riqueza, pero lo que no lograron adivinar en el pasado es que las maquinas quedarian en manos de unos pocos y estos no iban a descansar tan plácidamente hasta lograr la superproducción de objetos y artículos de todo tipo que creó la sociedad de consumo en la que vivimos.

Observamos entonces como se alcanzan a divisar desde el pasado algunos aspectos del maňana pero otros, los mas importantes, entre ellos las consecuencias, no las vemos. Nadie se imaginó antiguamente por ejemplo, que las cosas se podrían acabar, o que un planeta tan monumental como el que vieron nuestros antepasados, podría llenarse de gente algún día.

Los acontecimientos de la vida, independientemente del rumbo que les queramos fijar, toman su propio camino y nos sorprenden con resultados que no esperábamos. Las revoluciones sociales protagonizadas por soňadores idealistas que deseaban un mundo mejor para todos, se terminaron convirtiendo en el baňo de sangre mas espantoso e injusto que se conoció jamas. Con las revoluciones socialistas del siglo pasado sucedio como en aquellas historias fantásticas en que alguien mata al monstruo y luego se convierte en el monstruo.

No se puede moldear a nuestro antojo el futuro, él acontecerá y sucederá irrevocablemente, pero las características solo se conocerán cuando ese futuro llegue, o sea cuando se convierta en presente. Las intenciones que se tengan al tomar una determinación no cuentan. Cuando Jean Jaques Rosseau publicó y dio a conocer al mundo la declaración universal de los derechos del hombre, lo hizo para promover la igualdad y el respecto a la dignidad humana, ese era el futuro que el vislumbraba, no se imaginó nunca que con las ideas que ese librito exponía, Robespierre Guillotinaria casi un diez por ciento de la población francesa de la época.

Es como si los acontecimientos desembocaran obstinadamente a un destino prefijado al que necesariamente se debe llegar. Antes de pisar la luna por primera vez, el ser humano falló varias veces el intento y esas fallas le costaron la vida a muchas personas y animales pero finalmente se logró. El destino había decidido que el hombre conquistara la luna y otros astros y la muerte de personas no lo impediría.

El tiempo fluye en un avance incontenible y nosotros lo tratamos de detener, de desviar infructuosamente y cuando creemos que lo estamos sometiendo y atrapando en un reloj o en un almanaque, se escapa y continua corriendo y arrastrando hacia el fin todo a su paso.

¿Que le sucederá a la raza humana, cual será su destino ?. Sobre esta pregunta que a diario se hacen hombres de ciencia, filósofos, religiosos, estudiosos y demás, no se ha llegado a un consenso definitivo, cada uno desde su particular punto de vista opina y todos se imaginan un futuro diferente para la tierra y la vida que lo habita, pero lo mas probable es que el futuro nos depare nuevamente una sorpresa inesperada. Algo distinto a lo que todos nos imaginamos.

Esto no es del todo malo, es mejor no saber ciertas cosas y continuar sorprendiendonos con las apasionantes novedades que nos va entregando la llegada de los nuevos tiempos y no dar un excesivo crédito a las voces apocalípticas que anuncian el fin del mundo y la destrucción del planeta por la agresión constante del hombre al medio ambiente.

Si el mundo y la vida acabaran hoy o maňana o si todavía le quedan miles de siglos de existencia, eso es algo que no lo sabe nadie.

Si desea comentar este articulo por favor escribanos a: editorial escribamos@.com
 
A donde quieres ir?

Home
 
               
Derechos reservados © American Business USA Corp - 1vende.com - Florista.net
| Legal | HÔME | MI CUENTA | PREGUNTAS? | CONTACTENOS