Comprar y botar a la basura. Amor y Romance- Ordena Ahora. Canastas, Anchetas, Arreglo de flores, la red latina mas grande.
English |Apps
| Home |
Mi Cuenta
| Serv. al Cliente | Contactenos | Evaluanos | Referidos
 Notas


Today is Sunday, December 09 2018 The time is 16:19 (-0500 GMT)
Credito Imagen: Foto: Google Jan 24, 2011
Comprar y botar a la basura.

El motor secreto del funcionamiento de nuestra sociedad y nuestro sistema de vida es el consumo, este permite que el dinero circule y para que haya un mayor consumo lo mejor es que las cosas se vuelvan obsoletas o se dañen lo mas pronto posible. Esta característica común el los nuevos artículos que el comercio saca a la venta, no ha existido siempre, todos sabemos que las cosas en general eran en el pasado de mejor calidad que en la actualidad, aunque esto se compensa en cierta forma por el hecho de que los productos son mas eficientes hoy en día. Esta mala calidad y corta vida útil de los elementos de uso diario no es fortuita, ha sido calculado un desgaste programado ya sea para activar el consumo y la economía, abaratar el producto, tener acceso a nuevos mercados y como piensan muchos, se fabrica intencionalmente frágil en forma deshonesta.

El problema es que con la monumental población humana en constante y exponencial crecimiento, comprando y botando, el planeta se llenó de basura. No quiero ni imaginar la cantidad de mugre que debe estar depositada debajo de la alfombra del planeta - en el fondo del mar- que ha sido colocada astuta y furtivamente allí por quienes se quieren ahorrar plata al no reciclar ni procesar estos deshechos, incorporándolos nuevamente a la cadena de producción y consumo.

El dilema ante el que se encuentra el ser humano es que si consume mas, el medio ambiente necesariamente colapsará y si consume menos, se afectará la economía que se sostiene por el intercambio comercial. Se está buscando una solución intermedia que al menos amortigüe el daño.

El comienzo del exceso de consumo lo podemos ubicar a principios de la revolución industrial, la producción en masa abarató las mercancías y creó la sociedad de consumo. De las nuevas máquinas salían productos mucho mas económicos, esta fue una buena noticia para los compradores que optaron por adquirir mas de lo que necesitaban en ese momento, generando la cultura consumista que observamos actualmente. En algunos países se compra mas por diversión que por necesidad.

Cuando la industria satisfizo totalmente la demanda de cualquier artículo en particular, se encontró con que estaba en capacidad de producir a un ritmo mil veces superior pero no tenía compradores suficientes, estos llegarían pero solo posteriormente con la sobrepoblación.

Fue entonces cuando algunas industrias, pensando en la forma de incorporar ese exceso de producción al consumo, idearon lo que se conoce como "obsolescencia programada" que es básicamente acortar deliberadamente la vida útil de un producto para obligar al consumidor a comprar mas. Estas prácticas fueron comprobadas en investigaciones de protección al consumidor contra empresas tales como los fabricantes de bombillas de iluminación artificial y los productores de medias de nylon para dama quienes desde la creación de su invento han disminuido su duración en mas de un 50% debido a la cada vez mas mala calidad de sus componentes.

En 1928 un caricaturista del semanario "Printers ink" de Nueva York, dibujó dos comerciantes conversando y uno de ellos decía: "Un artículo que no se desgasta, es una tragedia para nosotros". Realmente el continuo consumo es bueno para la economía, genera empleo y produce prosperidad, pero los residuos sobrantes de esa monstruosa fabricación de artículos le están saliendo al planeta mas caros que el aparente costo módico del elemento producido en serie.

La economía de mercado actual se basa en un continuo crecimiento del consumo. La filosofía comercial enseña a los nuevos comerciantes el objetivo principal de hoy, inducir y convencer a los potenciales clientes a adquirir mas productos con mayor frecuencia, se recurre a tácticas psicológicas y a todo tipo de estrategia para prolongar el consumismo ilimitado que continuará generando bienestar económico, pero debemos acordarnos que los recursos no son ilimitados. Para el bien de nuestro entorno debemos volver a construir artículos sin la duración programada, de calidad, resistentes y re-utilizables. Aunque los mas renombrados economistas no lo aconsejen. El cambio a una mentalidad mas austera debe ser gradual, pero es imperativo que lo hagamos por la salud del planeta y de sus habitantes.

Además ese apego insano por las cosas materiales, ese deseo ambicioso de querer comprar siempre lo ultimo que los vendedores de ilusiones nos ofrecen, está causando desajustes en la psiquis de las personas, que se ven obligados a conseguir de cualquier forma el dinero para adquirir el elemento de moda para no "quedarse" y ser excluidos del goce y el disfrute de la novedad. Novedad efímera y aparente que no demora en ser desplazada por un modelo mejorado.

Otro inconveniente que se le ve a la adquisición de todo tipo de bienes de consumo, es que nos vamos cargando de cosas que como un lastre nos amarran al mundo dificultando nuestra libertad de mivimiento y poniendo un gran obstáculo para irnos serenamente el día de nuestra partida definitiva.

Me vienen en este momento a la mente las palabras del Mahatma Ghandi cuando dijo: "El mundo tiene suficiente para todos, pero no parece tener suficiente para unos cuantos".


Si desea comentar este articulo por favor escribanos a: editorial@escribamos.net


 
A donde quieres ir?

Home
 
               
Derechos reservados © American Business USA Corp - 1vende.com - Florista.net
| Legal | HÔME | MI CUENTA | PREGUNTAS? | CONTACTENOS