Semana Santa se volvió fiesta. Amor y Romance- Ordena Ahora. Canastas, Anchetas, Arreglo de flores, la red latina mas grande.
English |Apps
| Home |
Mi Cuenta
| Serv. al Cliente | Contactenos | Evaluanos | Referidos
 Notas


Today is Thursday, December 13 2018 The time is 18:19 (-0500 GMT)
Credito Imagen: Foto: Google Apr 20, 2011
Semana Santa se volvió fiesta.

En esta semana santa, creyentes del todo el mundo asistirán a la iglesias para conmemorar de manera solemne, la pasión y muerte de Jesucristo y recordarán su camino recorrido paso a paso en 14 estaciones, conocido como el "Viacrúcis".

Otros aprovecharán los días festivos que se conceden en esta Semana Santa, para viajar a las playas y sitios turísticos, a realizar actividades no propiamente espirituales.

Con la semana santa sucede como con el día Domingo, que fue instituido supuestamente para descansar, sin embargo los paseos, la actividad dominguera, la rumba, el viaje en automóvil lleno de niños entre los monumentales atascos, no permiten descansar a las personas plenamente para reponerse del stress del trabajo semanal.

El próximo Lunes todo volverá a la normalidad y la Semana Santa habrá pasado sin enseñarnos nada nuevo, solo se ha convertido en un festivo mas y se ha desvirtuado su significado. Las generaciones anteriores aprovechaban estos días para dedicarse una vez al año a la reflexión y a elaborar el inventario espiritual para poner su vida en orden.

El Viernes Santo es la fecha mas trascendental del catolicismo, el día mas sagrado, se recuerda que un Viernes a las 3 de la tarde, murió crucificado el ser mas admirable que ha existido, el cual enseño que hay otro camino para vivir la vida y para aceptar la muerte. Dio la formula clave para la felicidad: el amor, quien lo ha sentido, quien esta enamorado de su trabajo, de su pareja, de su vida, de la naturaleza, de sus semejantes, lo comprende perfectamente, es el combustible que mueve el mundo, las personas sin amor son los que producen los hechos violentos y lamentables que agobian nuestro planeta. Las cárceles están llenas de seres que carecieron de amor en su niñez.

El amor lo perdona todo y lo olvida todo, es un bálsamo que suaviza, es un estado de felicidad pura.

En un mundo bi-polar, donde la mitad tiene y la otra mitad no tiene recursos, es necesario un regulador que de alguna manera balancee las cosas, ese regulador fue Jesús, porque con su filosofía enriqueció a los pobres haciéndolos herederos de un paraíso que los esperaba al final de su vida, les dio una nueva esperanza y obligó también a los ricos a repartir parte de lo que tenían so pena de no participar de ese paraíso, controló los ímpetus que atentan contra la disciplina en la sociedad, se disminuyeron los crímenes y las injusticias por temor al infierno y por el deseo de la vida eterna en el cielo.

Jesucristo le hizo un bien inmenso al mundo, nos enseño la ruta a seguir, su grandeza es formidable, no ha existido un ser que se le compare, es muy dolorosa la forma en que murió, ese martirio no se lo merecía.

Como sucede siempre, sus seguidores no le dieron la talla, las enseñanzas que él dejó se fueron lentamente tergiversando para acomodarlas a intereses particulares de grupos o instituciones. Conocedores de la obediencia y buena fe del creyente, algunos hombres astutos se declararon legítimos herederos, representantes e intermediarios de Dios en la tierra, para decidir quien era elegido para el cielo y quien no.

No se aprendió nada de sus palabras, su predicación y mensaje no se entendió, al contrario, se desató una ola de persecuciones, violencia y terror, en nombre de Jesús que todavía hoy nos horroriza.

El hablaba de sencillez, no de oro y joyas, de la serenidad y el contento aun en la estrechez, del disfrute de las cosas sencillas, no de palacios y terciopelos púrpura con trono y cetro, símbolos del inmenso poder eclesiástico.

Una mirada hacia el espíritu no nos haría mal en esta época en que solo se mira la materia, todos conocimos cuando niños el encanto de los placeres sencillos, como el juego o la música y hemos comprobado que producen igual alegría que la fortuna, porque contienen riqueza espiritual.

La humanidad nuevamente parece que necesita un redentor, un Mesías que enseñe un camino para volver a vivir la vida sin ambiciones desmesuradas, que obstaculizan una vida tranquila, plena y feliz.


Si desea comentar este articulo por favor escribanos a: editorial@escribamos.net
 
A donde quieres ir?

Home
 
               
Derechos reservados © American Business USA Corp - 1vende.com - Florista.net
| Legal | HÔME | MI CUENTA | PREGUNTAS? | CONTACTENOS