Camilo. Amor y Romance- Ordena Ahora. Canastas, Anchetas, Arreglo de flores, la red latina mas grande.
English |Apps
| Home |
Mi Cuenta
| Serv. al Cliente | Contactenos | Evaluanos | Referidos
 Notas


Today is Thursday, December 13 2018 The time is 18:19 (-0500 GMT)
Credito Imagen: Foto: Google Apr 16, 2011
Camilo.

En el año 1965 el sacerdote católico Colombiano Camilo Torres Restrepo, fundó un movimiento político al que llamó "Frente unido", que le generó el rechazo de los superiores eclesiásticos y que no funcionó como partido político, pero le dio fama de luchador idealista por la igualdad, entonces decidió volverse guerrillero vinculándose al movimiento Castrista E.L.N. pero por su inexperiencia en el manejo de armas y el combate, murió antes de cumplir un año en la organización armada insurgente. En este capítulo narraré lo que recuerdo fue la versión oficial del enfrentamiento entre el ejercito y la guerrilla, en el que perdió la vida el cura guerrillero.

En un patrullaje de rutina del ejército en busca de insurgentes, al penetrar en un desfiladero selvático del Departamento de Santander, el teniente que dirigía el grupo de soldados, observó el sitio y dedujo que en una emboscada en ese lugar podrían morir todos, por lo que dispuso aumentar la distancia entre soldado y soldado para que en un ataque del enemigo no quedara todo el grupo rodeado y encajonado en el desfiladero. Eran las diez de la mañana y lo que el destacamento militar no sabía, era que el jefe guerrillero Fabio Vasquez Castaño ya los había detectado y esperaba pacientemente en compañía del cura Camilo, el momento en que los soldados pasaran por la trampa que les tenía preparada con treinta y cinco tiradores seleccionados entre los mejores, los cuales se habían ubicado a lado y lado de un sendero al borde de la selva, escondidos y camuflados portando armas largas y también artillería pesada apoyada en soportes, todo había sido preparado con anticipación por que sabían la ruta que forzosamente seguiría el ejercito.

A lo largo de la fila de guerrilleros escondidos, se extendió un cordel que al halarlo suavemente, transmitiría la orden para desencadenar simultáneamente el fuego que destruiría en segundos la patrulla militar, al final en el cierre de la emboscada, se encontraban el cura Camilo Torres y Vasquez Castaño, quien daría la orden de ataque al tirar del cordel.

El primer soldado entró a la trampa sin sospechar nada, detrás de él ya confiados siguieron el otro soldado, el sargento, el teniente y luego en fila, el resto de tropa.

El sacerdote rebelde Camilo Torres Restrepo observaba desde su escondite a los militares que iban a ser masacrados, el General Alvaro Valencia Tovar se pregunta en sus memorias si Camilo Torres sentiría pena, lastima o compasión, por los muchachos casi niños en su mayoría, que iban a fallecer en unos instantes, si en ese momento no recordó al mártir de la cruz y a su mandamiento que ordenaba "no matarás" o si acaso solo sintió la ansiedad inexpresable que precede al primer combate, cuando "la muerte se presiente en el silencio y la vida flota en el aire, intangible y vibrante"

Vasquez Castaño tiró del cordel y simultáneamente abrió fuego con su ametralladora Madsen. Las detonaciones retumbaron y rompieron el silencio de la selva, el teniente cayó herido de dos balazos, también el sargento y varios soldados de la vanguardia.

Vasquez ignoraba que solo una de las tres escuadras cayó en las emboscada, gracias a la estrategia de aumentar la distancia entre los soldados, el fuego continuaba golpeando la primera escuadra, los hombres en medio de la confusión gritaban y corrían buscando refugio detrás de los árboles, o se tiraban al suelo disparando a un enemigo invisible, pero fueron cayendo uno a uno abatidos por proyectiles que salían de la espesura vegetal, hasta que el ejército reaccionó y la ametralladora comenzó a disparar profundas ráfagas contra la línea de árboles de donde ya salían guerrilleros cantando victoria y dispuestos a recoger armamento de los soldados caídos.

El sargento herido, se había ocultado detrás de un grueso árbol observando lo que podría suceder ahora, de pronto dos figuras de elevada estatura emergieron de la maleza y se dirigieron a donde estaba el teniente y el soldado muerto para apoderarse de su armamento, en ese momento el sargento les disparó con su carabina y vio como uno de los dos quedaba inmóvil en el suelo y el otro corrió y se internó nuevamente en la maleza. Las dos escuadras que no fueron emboscadas, en una rápida acción comenzaron a rodear al grupo guerrillero, que entró en pánico y se internó en la espesa selva, pero no sin antes haber perdido 5 hombres en el campo de batalla, ademas de armamento, munición y otros elementos.

En el momento no se pudo identificar ninguno de los muertos de la guerrilla, pero había uno en especial que no parecía campesino, tenía barba y cabello largo, parecía ser un importante jefe o comandante por que portaba un fusil M1 semiautomático y un arma tan potente la guerrilla generalmente se la asigna a un comandante o a un hombre muy aguerrido.

Al atardecer el general Valencia Tovar logró contacto radial con el sargento herido y le pidió la descripción del guerrillero barbudo muerto, para saber si era Fabio Vasquez Castaño, o de pronto el peligroso comandante Victor Medina Morón, a quien el ejército buscaba hacía varios meses incesantemente, el sargento lo describió y afirmó que llevaba en el bolsillo tres cartas en otros idiomas y una pipa, ¿una pipa? dijo el General, de casualidad la pipa tiene una argolla metálica en el centro de la boquilla?, el sargento le contestó que sí, que parecía de plata y tenía grabada una letra C, seguidamente le preguntó ¿hemos dado de baja a Medina Morón? y el general le respondió: no, no hemos dado de baja a Medina y colgó; ya sabia que el muerto no era Medina Morón. era el cura Camilo Torres Restrepo y el General sabía que la muerte de un ídolo popular no es una completa victoria, por que la experiencia le había enseñado que este tipo de muertos vuelven, regresan en forma de mito y leyenda.


Si desea comentar este articulo por favor escribanos a: editorial@escribamos.net

 
A donde quieres ir?

Home
 
               
Derechos reservados © American Business USA Corp - 1vende.com - Florista.net
| Legal | HÔME | MI CUENTA | PREGUNTAS? | CONTACTENOS