El licor de cada día Amor y Romance- Ordena Ahora. Canastas, Anchetas, Arreglo de flores, la red latina mas grande.
English |Apps
| Home |
Mi Cuenta
| Serv. al Cliente | Contactenos | Evaluanos | Referidos
 Notas


Today is Thursday, December 13 2018 The time is 20:06 (-0500 GMT)
Credito Imagen: Foto: Google Apr 07, 2011
El licor de cada día

La falta de moderación en el consumo de licores, o el consumo moderado pero continuo, sumen a la persona en un estado de dependencia que le obliga a repetir continuamente la dosis, con las consecuencias que ya conocemos, pérdida de salud, dinero, autoestima, etc. El alcoholismo es la mayor costumbre toxicómana a escala mundial, su aceptación por la sociedad supera ampliamente al tabaco, produce mayor número de problemas sociales y mayor mortalidad.

La adolescencia es considerada como un factor de riesgo que favorece las conductas de consumo de alcohol, esto lo saben bien los fabricantes de bebidas embriagantes y dirigen los mensajes publicitarios hacia la gente joven. En las ciudades que carecen de una fuerte autoridad, los bares y cantinas se toman las inmediaciones de las universidades, donde tienen clientela fija.

El alcoholismo es una enfermedad crónica progresiva y fatal, a diferencia del café y el tabaco, modifica la personalidad de quien lo consume en exceso y afecta notablemente su conducta. Este vicio es reconocido como uno de los principales problemas de salud pública en todo el mundo, que representa una grave amenaza para el bienestar de la sociedad.

En la actualidad muchos países dedican cuantiosos recursos financieros para la investigación que lleve al control de este fenómeno social, Pero el consumo de bebidas alcohólicas es una costumbre que se ha arraigado tan profundamente en la sociedad humana, que prácticamente no hay ninguna actividad que este libre de la compañía y la celebración alcohólica, es la droga mas consumida en el mundo. Su utilización en forma de bebida data de los albores de la historia de la humanidad.

Se han sugerido muchas causas y factores que podrían inducir al consumo inmoderado de licor, pero las principales son: La soltería, los trastornos nerviosos, los conflictos de pareja, las relaciones sociales, las situaciones difíciles, los problemas y el acceso fácil al licor.

El consumo excesivo de alcohol es una de las causas mas frecuentes de las transgreciones legales, los efectos del licor producen gran cantidad de riñas y su consumo repetido es causa del abandono familiar y laboral, como también de irresponsabilidad sexual.

Según estimativos de la organización mundial de la salud, la mitad de las muertes producidas en el mundo por accidentes de tránsito han ocurrido en estado de embriaguez.

Podemos ver por todos los anteriores datos, que esta dependencia alcohólica de gran parte de la sociedad humana, es un problema grave que afecta el normal funcionamiento del sistema y crea graves problemas de disciplina social, esto hace necesario desarrollar acciones de prevención y divulgación, encaminadas a reducir los patrones de consumo excesivo, aunque se sabe que una eliminación total de la costumbre humana de ingerir alcohol ya no es posible ni deseable de lograr, tantos siglos de consumo ininterrumpido, han incrustado este hábito tan profundamente en nuestros genes, que desterrarlo por completo ya no se desea, el disfrute moderado del licor se ha convertido en un placer agradable.

Las bebidas alcohólicas han tenido siempre en casi todas las culturas, una aceptación tolerante, desde el personaje bíblico Noé que se embriagó después de consumir una gran cantidad de uvas, pasando por los Griegos y Romanos que celebraban con sus copas y odres repletos de vino, hasta los insaciables bebedores de la edad media, todos se han sentido fascinados por el cautivante licor.

Los humanos primitivos se dieron cuenta que consumir la fruta fermentada, o la uva en exceso, se producía una sensación de adormecimiento y alegría, que quisieron después repetir. Posteriormente incluyeron en sus ritos religiosos estas bebidas por sus propiedades alucinantes que los hacían "viajar al mas allá" y ver el futuro.

Pero por la misma condición salvaje, la moderación no existía, si en la época del Imperio Romano se bebía vino por galones, podemos imaginarnos cómo sería en épocas anteriores.

Pasando a la época moderna, La prohibición de los años veinte no funcionó, la gente opuso una resistencia tenaz por que era la primera vez en la historia, que alguna autoridad pretendía prohibir el consumo de licor, las personas alegaban que ni siquiera la Biblia lo prohibía, en la Eucaristía Católica se puede apreciar que el sacerdote bebe vino tal y como lo hacía Jesús con todos sus discípulos.

El consumo moderado es lo que la sociedad actual a aceptado como un comportamiento razonable, que ofrece la oportunidad de disfrutar de un agradable placer, en donde el sabor es mas importante que el efecto. Un delicioso vino es para los conocedores de la buena mesa, el acompañante ideal de una exquisita comida... pero en los buenos vinos como en los perfumes y manjares; menos es mas.


Si desea comentar este articulo por favor escribanos a: editorial@escribamos.net

 
A donde quieres ir?

Home
 
               
Derechos reservados © American Business USA Corp - 1vende.com - Florista.net
| Legal | HÔME | MI CUENTA | PREGUNTAS? | CONTACTENOS